Sailway Academy

 

Cuando enseñamos las técnicas de la navegación a vela en la Sailway Academy no solo nos quedamos en las maniobras, sino que también insistimos en la importancia de la comunicación y el apoyo entre marineros.

¿Sabes cuál es una de las mejores maneras de crear grupo y mantener la motivación aflote? Navegar. Las sinergias que se crean durante una travesía unen a la tripulación y logran que la pasión compartida sea el motor que empuja la embarcación.

Hay varias razones por las que las regatas se han convertido en una actividad de team building, y es que las jornadas náuticas nos obligan a trabajar en equipo. Lo hacen de una manera en la que el respeto, la cohesión, el esfuerzo y la motivación cobran todo el protagonismo.

Desde el primer momento en el que se toma contacto con la vela, ese espíritu y esa pasión suben contigo a bordo, déjanos contarte por qué.

Encuentra un equipo y una familia a bordo

Dar con personas que tengan nuestros mismos intereses no siempre es fácil, a no ser que las busques en el lugar correcto. Si te gusta navegar o te pica el gusanillo de conocer este mundo, en nuestra escuela podrás compartir tus dudas, aprendizajes y pasiones desde el minuto uno con el resto de tripulantes.

Nuestros cursos se dividen por niveles, así que podrás crear conexiones y hacer equipo con personas que están en el mismo punto que tú, con ganas de explorar el mar y también todos los beneficios que tiene la vela.

Te aseguramos que desde el primer momento, desde esa travesía inicial juntos, os convertiréis en una gran tripulación. Con el paso del tiempo además de maniobras y lecciones naúticas obtendréis grandes experiencias.

Un curso para cada nivel

¿No tienes conocimientos sobre la práctica de vela? ¿O los tienes pero ya están un poco oxidados? ¿Quieres que tus hijos conozcan este mundo? Nuestra respuesta siempre es la misma: ¡te esperamos en la Sailway Academy! Además, nuestros profesores, dirigidos por Gonzalo Araujo, te pueden asesorar sobre por dónde deberías empezar.

Te contagiamos nuestro amor por el mar sea cual sea tu nivel, porque contamos con diferentes cursos para acompañarte en cada tramo de esta travesía. La diversión está asegurada, pero también el esfuerzo, la emoción y las ganas colectivas.

Poco a poco irás ganando confianza, tanto en ti mismo como en el grupo, y los recelos que antes tenías se irán disipando para dar paso a un horizonte lleno de posibilidades y donde las Rías son las grandes protagonistas.

Lo bueno de la vela es que se convierte en una pasión para toda la vida; da igual la edad que tengas, nunca es mal momento para darle una oportunidad y empezar a formar parte de nuestro equipo.

A toda vela: si no tienes experiencia o quieres empezar desde cero, este curso es para ti. Con cada salida desarrollarás una sana adicción por este mundo, además de más determinación y seguridad a bordo. ¡Pasará a ser parte de tu día a día!

Vela recreativa: ¿siempre buscas mejorar? En este nivel perfeccionarás técnicas y te convertirás en un gran tripulante.

Vela deportiva: la adrenalina engancha, algo que descubrirás cuando llegues a este curso y ya no solo seas un alumno, sino también un regatista.

Encuentra tu motivación navegando en la Sailway Academy

¿Conoces esa sensación de que cuanto más aprendes más ganas tienes de seguir? Eso es lo que te pasará navegando. Terminarás enganchado a partes iguales a la adrenalina de la vela deportiva y a la paz de la recreativa. Este entusiasmo será tu motor y te empujará a lanzarte a nuevos retos.

Además de notar mejoras a nivel individual, según avances en el programa formativo y superes cada uno de los niveles, comprobarás también que la cohesión con la tripulación es mayor y que os animáis unos a otros.

De este modo la comunicación fluye mejor, incluso en los momentos de mucha presión. Solventar cada uno de los problemas con experiencia, madurez y conocimiento hará más fuerte vuestra motivación.

Una competición sana

No podemos olvidar que la vela, en su vertiente deportiva, es una competición. La tripulación debe navegar como una sola persona, gestionando rumbos, técnicas y situaciones estresantes. El objetivo es cruzar la meta, pero también hacerlo en conjunto,
porque esa es la gran victoria.

Las guardias, las maniobras, la diversión, el compartir tareas y rutinas en un pequeño espacio durante tantas horas… Hacen que la competitividad individual no tenga lugar. En cambio, se estrechan lazos y se fomenta el trabajo en equipo y la solidaridad entre compañeros.

Como ves, los campeonatos náuticos principalmente son sanos por los valores que transmiten. Imagina poder practicar un deporte en el que todo el mundo escucha y es escuchado, en el que el respeto por la naturaleza y por el resto de regatistas marca el
rumbo de cualquier travesía. ¿Suena bien verdad? Eso es lo que se vive en el velero y la razón por la que nos sentimos siempre ganadores.

Todo el mundo es imprescindible a bordo de la Sailway Academy

Cuando embarcamos y soltamos amarras todos somos iguales. Si piensas que podrás descansar al sol mientras tus compañeros de tripulación mantienen a flote y con rumbo fijo del velero, te equivocas. Como parte del equipo tendrás que participar en cada decisión y cada maniobra. Es así como se aprende y cómo creces como navegante.

En el mar no hay diferencias y, aunque cada cual tenga un rol, una parte fundamental es aprender a comunicarse y sobreponerse, unidos, a cualquier problema que pueda surgir a bordo.

¿Cuándo empezamos? Recuerda que puedes consultarnos sin ningún compromiso sobre
nuestra escuela de vela.

Síguenos en redes sociales para conocer nuestras últimas novedades: Facebook, Instagram.