Ría de Vigo

¿Que cuáles son estos lugares? Son tantos que a veces cuesta elegir, pero hemos hecho una selección muy especial para ti, para que disfrutes de los rincones a los que siempre, siempre volvemos en la Ría de Vigo.

Porque da igual cuántas veces hayamos puesto rumbo a estos destinos ya que nunca dejan de sorprendernos. Quizá por su riqueza biológica, por su clima perfecto para la navegación, o por todos los secretos y rincones que esconde su ribera.

Sea cual sea la razón, no hay día que, tras volver y amarrar nuestras embarcaciones, no nos sintamos unos privilegiados.

Con 35 kilómetros para navegar (si tienes suerte quizá en compañía de delfines), la Ría de Vigo es un paisaje lleno de acantilados, calas y pueblos costeros que disfrutar.

¿Te embarcas en esta travesía? Sube a bordo y descubre cuáles son los rincones que no te puedes perder.

La memoria de la Isla de San Simón

Una historia algo trágica la de San Simón… Pero quizá por eso es tan fascinante y tan necesaria escucharla.

San Simón está situada en la ensenada de la Ría de Vigo y, al navegar hacia ella, el sonido de las olas y de las aves se entremezclan con el murmullo de las historias que acontecieron en la isla.

Fue hogar y centro espiritual de diferentes órdenes monásticas, pero es de los templarios de los que todavía quedan restos de sus conventos.

¿Has escuchado alguna vez lírica trovadoresca recitada? Si acudes a San Simón, asegúrate de que lees la cantiga de amigo de Meendinho, una de las joyas de la literatura gallego-portuguesa del siglo XIII ambientada en la isla.

A pesar de los saqueos que sufrió San Simón a manos del pirata Sir Francis Drake en 1589 y de la destrucción de la flota anglo-holandesa en la Batalla de Rande de 1702, el episodio más triste llegaría entre 1936 y 1943, cuando la isla albergó una prisión de la dictadura franquista.

Hoy como lugar para recuperar lo olvidado a través del estudio de la memoria histórica, San Simón sigue siendo un espacio lleno de secretos y recuerdos.

Además te animamos a que visites la playa de Cesantes, que se encuentra muy cerquita de la isla. Con una de nuestras embarcaciones de alquiler, podrás navegar por la Ría de Vigo fácilmente hasta ella, fondear sus aguas, darte un baño y avistar el puente de Rande a lo lejos.

Además, si eres amante de los deportes acuáticos estás de suerte: los vientos son fuertes en esta playa, por lo que podrás disfrutar del kitesurf o el windsurf como nunca antes.

Un balneario natural en Cangas do Morrazo

Otra de las paradas obligatorias si navegas por la Ría de Vigo.

Porque pasar una tarde tranquila fondeando sus playas salvajes es muy buen plan: aguas turquesas, paisajes de ensueño… Una auténtica maravilla para tomarse un respiro, almorzar, y sacar todas esas fotos que han quedado pendientes del año pasado.

¿Te apetece dar un paseo por la villa de Cangas? Desembarca y descubre uno de sus secretos mejor guardados “el jacuzzi natural de las rías baixas”: la Poza da Moura.

Dedica una mañana o una tarde a darte un baño relajante, cierra los ojos, déjate abrazar por las aguas del río Muiño y respira el aire limpio de la zona.

¿Has oído un ruido extraño? Quizá sea el llanto de una mora, que rota de dolor, se sumergió hace siglos en la Poza después de que su padre ahogase en ella al hombre al que amaba. ¿Qué sería de un lugar tan bello en Galicia sin una leyenda para hacerlo aún más mágico?

Después de este relajante momento, no olvides hacer un alto en el camino y pasear por las calles de Cangas. Aunque ha sufrido un gran desarrollo, este municipio sigue manteniendo un casco antiguo que te transportará al medievo, además de un puerto pesquero que sigue en pleno funcionamiento.

Las Islas Cíes: lo mejor de la tierra y el mar en un mismo lugar

Absolutamente imprescindible y top 1 en tu lista de planes: Islas Cíes

Este archipiélago forma parte del Parque Natural de las Islas Atlánticas de Galicia y no es de extrañar: semejante tesoro natural debe protegerse para que podamos seguir navegando sus aguas durante mucho tiempo.

Las Cíes están formadas por tres islas: Monte Agudo, O Faro y San Martiño y en Sailway te animamos a visitar todas con nuestras excursiones de cada sábado.

Sí, también podrás fondear la isla de San Martiño, solo accesible con embarcaciones privadas, como las nuestras.

¿Quién no ha soñado con esas arenas blancas y ese azul turquesa en el que no distingues dónde empieza el cielo y acaba el mar? Pues ese sueño puede hacerse realidad visitando la paradisíaca Playa de Rodas. Perfecta para un paseo por la orilla, un baño refrescante, o una jornada de buceo para contemplar de cerca la increíble flora y fauna marinas.

¿Eres más de tierra que de mar? En ese caso tendrás la complicada tarea de decidir cuál de las cuatro rutas de trecking hacer.

¿Nuestra favorita? Nada como admirar la monumentalidad de las Islas Cíes y la Ría de Vigo desde las alturas una vez llegas al Faro de Cíes (¡el faro gallego más alto sobre el nivel del mar!): cálzate unas buenas zapatillas y empieza la subida en zig zag ¡no te arrepentirás!

Arcade: un lugar para degustar la Ría de Vigo

¿Navegar por la Ría de Vigo sin disfrutar de la gastronomía gallega? Gracias a sus frías aguas ricas en nutrientes, el marisco gallego es el mejor regalo para tus papilas gustativas, ¡no queremos que te lo pierdas!

Si en concreto eres amante de las ostras, el pueblo costero de Arcade será la parada gastronómica perfecta para ti.

No puedes marcharte de este fantástico lugar sin probar sus ostras. Exquisitas en cualquier momento del año, aunque en abril los más afortunados podrán participar en la Festa da Ostra, una feria para degustar el mejor producto de la zona.

En tu visita a Arcade también podrás sentirte un caballero medieval cuando llegues al castillo de Soutomaior: una de las fortalezas más ilustres de Galicia.

Emplazado en medio del campo inmenso lleno de verde, este castillo es fácilmente accesible a pie, aunque no por eso fue más sencillo atacarlo, ya que los invasores que llegaban por mar no lo veían tan fácilmente.

Como punto final de esta travesía ¿qué mejor que divisar el Ponte Sampaio? Esta construcción, que marca la desembocadura del Río Verdugo sobre la Ría de Vigo, es un símbolo de resistencia.

De resistencia y de recuerdo de aquel 1809, de las tropas napoleónicas tratando de invadir los territorios gallegos y de las milicias de héroes populares haciendo frente a los ataques, resistiendo y saliendo, finalmente, victoriosos.

Gastronomía, historia, cultura, playa, senderismo… Sea cual sea tu preferencia, la Ría de Vigo tiene algo que ofrecerte.

Y en Sailway tenemos la flota de barcos perfecta para navegar por la Ría, además de un equipo de patrones profesionales que diseñarán una ruta a tu medida.

¡No te pierdas ninguno de los lugares espectaculares que te están esperando ahí fuera!

¿Con ganas de levar anclas y salir a navegar por la Ría de Vigo? Para más información puedes contactar con nosotros por teléfono 986 44 23 51, WhatsApp 673 82 82 51 o por email a info@sailway.es

Síguenos en nuestras redes sociales y estate al tanto de todas nuestras novedades: Facebook e Instagram.