Escuela_Foil_Sailway_Vigo_Rias_Baixas_Galicia

“En el foil no hay estela, no hay chapoteo, no hay ruido. Es la libertad máxima”

Empezó a navegar en el náutico de Vigo a los 10 años. Desde los 14 ha hecho equilibrios sobre una tabla vinculándose estrechamente con el windsurf y ahora “vuela” sobre el mar. A sus 52 años y tras más de 40 de experiencia, Guillermo (“Willy”) Caamaño ha dado un giro a su trayectoria profesional para dedicarse de pleno a lo que realmente es su pasión: la velocidad sobre el agua.

Funboard, F18, Melges 32,… Este veterano regatista vigués compitió en todo tipo de “artefactos” flotantes y ya desde muy pequeño sintió una especial predilección por las embarcaciones rápidas.

  • ¿Cómo fueron tus inicios en una tabla?

Yo empecé como autodidacta. Nadie podía corregir mis errores porque era algo nuevo y ni siquiera había profesores. Tampoco había internet ni redes sociales. Había vídeos en VHS y revistas que devorábamos como locos para aprender.

Pienso que ahora enderezar los errores y que alguien te corrija desde fuera es un gran avance. Y no sólo eso, también el material ha evolucionado en todas las direcciones. La comodidad de los chalecos, los neoprenos, equipos más livianos… Es una evolución que yo vi nacer y que sigo hasta la fecha. Más que una evolución, es toda una revolución.

 

  • ¿Qué es el foil y cómo funciona?

Es una aleta que va debajo del agua y aprovecha las leyes de la hidrodinámica. Podríamos decir que es como un freno que modifica el ángulo de ataque. Luego a medida que se mueve a través del agua y coge velocidad, crea sustentación como en un avión. Se están optimizando los perfiles y cada vez van más rápidos. Todas las competiciones deportivas de vela de alto nivel (Imoca 60, Copa América, SailGP,..) utilizan este sistema. En Sailway nuestros cursos de foil son muy completos y combinados.

El hombre siempre ha querido volar, ¿no? Esto es lo más parecido a volar sobre el agua con un cierto control. No hay estela, no hay chapoteo, no hay ruido. Es la libertad máxima. Yo llevo volando 4-5 años y la sensación es increíble. Como dice un amigo mío: “Esto es navegar en 3D”. Si los deportes de deslizamiento son súper adictivos (el monopatín, el snowboard, la vela,…), el Foil tiene un toque añadido exponencial.

 

  • El auge del Wingfoil

Dentro del foil, hablamos del Wing (una tabla de foil con una cometa en la mano), la modalidad que llevamos a cabo en Sailway y que se está asentando por dos motivos fundamentales:

Primero por el rango de viento. Con el mismo equipo tienes un rango de viento muy amplio, no necesitas cambiarlo tan frecuentemente, cosa que no pasa con el windsurf, por ejemplo. Al foil no le hace falta mucho viento para que sea espectacular.

Y el segundo es que el espacio que ocupa y la facilidad del transporte son brutales. Se está imponiendo en el mundo entero.

 

  • ¿Es un deporte accesible para todo el mundo?

Los equipos son caros, antes aun lo eran más. Desde Sailway nos encargamos de que este deporte sea más accesible, ofreciendo un material innovador y de alta calidad. Tenemos a disposición de nuestros alumnos un E-Foil, una tabla de foil con propulsor eléctrico que no depende de elementos externos como las condiciones de la naturaleza y la meteo. La tabla se activa con un mando inalámbrico y te permite navegar casi en cualquier contexto.

Este es un deporte que depende de la experiencia, las habilidades y el peso de quien se sube a la tabla. Se trabaja mucho el equilibrio. En principio puede hacerlo todo el mundo y, como en todo, habrá gente que necesite más horas y otras menos para aprender. Lo importante son las ganas.

 

  • La seguridad en un deporte como este es importante…

Por supuesto, la prudencia es la primera norma. Arrancamos desde un principio de seguridad en todos los ámbitos. Desde la selección de un material adecuado: cascos, chalecos, intercomunicadores individuales, tablas de última generación…; hasta la figura del monitor. Mis años de experiencia me han enseñado mucho, por eso hay que seguir unos estrictos protocolos y saber transmitirles bien este mensaje a los alumnos. Experiencia, prudencia y vocación no pueden faltar. En el mar la seguridad prima.

 

  • ¿Qué nos diferencia?

Una cosa es dar clases en una playa y otra en la infraestructura y logística de Sailway. La organización y las instalaciones son fundamentales. Detalles tan básicos como tener unos vestuarios, una neumática de apoyo, un buen material o el equipo humano marcan la diferencia. Damos clases a la carta prácticamente ya que los grupos son reducidos y hay un monitor profesional. Los grupos son reducidos para garantizar una calidad y nivel didácticos. Además de eso, nos desplazamos a la parte de la ría de Vigo donde sea más conveniente navegar en el día. Todo esto es de valorar y le otorgamos al Wingfoil una estructura de escuela, cosa que no es fácil encontrar.

Willy será el director e instructor de la Escuela de Foil. Sus años como monitor de vela, sus títulos deportivos y su cargo como director deportivo de un club náutico le avalan para emprender este nuevo e ilusionante proyecto de alto nivel. ¡Bienvenido a Sailway!

Descubre más sobre esta divertida actividad en Instagram y Facebook