Navegar con seguridad

¡Tripulación! Hoy compartimos con vosotros nuestros 4 mejores consejos para navegar con seguridad este verano. 

Aprender a navegar es sencillísimo (y más con Sailway), pero conocer el mar y su comportamiento requiere de mucha práctica. No olvidemos que es un medio hostil y salvaje, donde tanto la climatología como el oleaje pueden cambiar de un momento para otro. 

Es por esto, que queremos poneros en las peores situaciones que os podéis encontrar en la mar y daros las claves para remediarlas, ¡veréis que fácil!

Porque si una cosa tenemos clara es que navegar es para disfrutar y olvidarse de las preocupaciones, así que no te pierdas ni una de nuestras recomendaciones.  

Para navegar con seguridad lleva una caja de herramientas a bordo.

¿Primera recomendación sencilla verdad? Pues, lamentablemente, pocos capitanes la llevan.

Hoy en día es muy poco frecuente quedarse al pairo con una embarcación ya que ha aumentado muchísimo el nivel de fiabilidad de las naves pero, nunca está de menos, llevar con nosotros un arrancador de baterías (hoy en día los puedes encontrar con el tamaño de un teléfono móvil y por no más de 100 euros). 

Imagina una tarde genial con tu familia. Fondeados en las Islas Cíes, disfrutando de la música y una buena comida. El tiempo se te va de las manos observando los hermosos paisajes y disfrutando con los tuyos, y de repente, ¡ups! te quedas sin batería. Un arrancador te vendría fenomenal ¿verdad? ¡Hazte con uno!

¿Qué otras cosas podrías incluir en tu caja de herramientas?: 

  • Pasta reparadora impermeable.
  • Cabos de respeto de sobra.
  • Cizallas, arneses, tijeras, cinta aislante…

Con estos consejos estarás preparado para navegar con seguridad y disfrutar del mar sin preocupaciones. 

No entres en pánico si descubres una vía de agua.

Sí, ya sabemos que es una de las emergencias que más miedo pueden ocasionar si estamos navegando, pero puede que la razón de encontrarnos agua dentro de nuestra embarcación sea por algo mucho menos grave de lo que nos imaginamos, por lo que nuestro primer consejo es que mantengas la calma.

Lo segundo que tendrás que hacer es probar el agua. ¿Suena raro verdad? ¡Pero es imprescindible! 

Si es dulce no tienes por que preocuparte, lo más seguro es que se trate de una fuga en el depósito de agua potable o simplemente de agua de lluvia. 

Si es salada y caliente, se tratará de una fuga procedente del refrigerador del motor. 

Si es salada y fría, si que ya se puede considerar un peligro grave, se trata de agua del mar. Esto puede ser o bien consecuencia de una colisión o una rotura de los grifos de fondo. Si no has notado un golpe previamente, te recomendamos que revises los grifos, ya que suelen ser el origen de este tipo de situaciones. 

Una vez detectada la fuga, te recomendamos que pongas rumbo a tierra inmediatamente (busca aguas poco profundas), puede ser el comienzo de una situación peligrosa. 

Mientras tanto, si el origen de la fuga es pequeño, tápalo con pasta reparadora impermeable, un espiche o cualquier objeto o material que tengas a bordo y te pueda ayudar (lo que se te ocurra) y activa bombas de achique.

Si no puedes detener de ninguna manera la fuga de agua, haz una llamada de socorro y mientras esperas a recibir ayuda, trata de aligerar la embarcación lo máximo posible para ganar en flotabilidad. 

Esperamos que nunca te pase una situación como esta, pero si se da la mala suerte, gracias a estos tips, sabrás por dónde empezar.

Antes de salir a navegar, comprueba la previsión meteorológica.

¡Esto tienes que grabarlo a fuego! Independientemente de que haga un día maravilloso, tienes que ver la previsión meteorológica tanto de la ida como de la vuelta para navegar con seguridad.  

En muchas ocasiones, salimos a la mar despreocupados “Es 1 de agosto hace un día estupendo y me voy con mi familia a fondear en las Islas Cíes“ de repente aparece un banco de niebla y tenemos que navegar en dirección de viento encañonado para volver a puerto base, no tenemos la suficiente experiencia… En ese momento recordaremos lo fácil que habría sido comprobar la previsión meteorológica

Te recomendamos que visites diferentes páginas web como: Windy, Windgurú, la Agencia Estatal de Meteorología… o incluso podrás pedir el parte meteorológico en la Capitanía del Puerto.

Y si tienes poca experiencia queremos recordarte que: Si hay formación de nieblas, más de 20 nudos y la ola de mar supera 1 tercio de la eslora de tu embarcación, sabemos que es fastidioso pero, es mejor que salgas a disfrutar del mar otro día

Revisa, revisa y revisa

No nos cansaremos de decir que lo más importante para salir navegar con seguridad es que revises tu embarcación a menudo y todo el equipo que la compone.

Desde el depósito de combustible (un alto porcentaje de las llamadas de asistencia se producen por falta de combustible) hasta los chalecos. 

Revisa todos los aparatos y herramientas que aparecen en la siguiente checklist que compartimos contigo. Si tienes todo OK estás listo para ¡navegar con total seguridad! 

  • Combustible
  • Equipo de radio
  • Motor
  • Luces
  • Chalecos
  • Botiquín 
  • Pirotecnia
  • Documentación a bordo (titulación, permiso de navegación, certificado de navegabilidad y Registro Marítimo)
  • Caja de herramientas (Pasta reparadora impermeable, cabos de respeto cizalla…

¡Esperamos que este post te haya servido de mucha ayuda!, y recuerda, navegar es una actividad muy muy segura, los problemas son anecdóticos pero aun así, hay que ser precavidos y tener respeto al mar. 

¿Te has quedado con ganas de navegar? Descubre todas nuestras experiencias, embarcaciones de alquiler y titulaciones náuticas homologadas en nuestra web o llamando al número de teléfono 986 442 351. ¡Te esperamos!

Síguenos en redes sociales para conocer todas nuestras novedades: Facebook, Instagram.