Gonzalo Araújo

Por el viento va y por el viento viene. Procedente de Lugo y vigués de adopción, Gonzalo Araújo Lazare tiene su vida ligada al mar, iniciándose con tan solo 11 años en los cursos de vela del Real Club Náutico de Vigo hasta profesionalizarse de lleno como regatista tras finalizar su carrera en Biología. Desde entonces ha competido en los principales Circuitos Mundiales de Vela, IMS, Melges 32, Soto 40, TP52, Swan, etc.

Las participaciones y podios conseguidos durante sus más de 35 años en activo, convierten a Gonzalo Araújo en un regatista con amplia experiencia y reconocimiento en el mundo de la vela. ¡Hacer un resumen de su larga trayectoria deportiva se convierte en toda una odisea!

En 2008 se pasa a la vela oceánica y da la vuelta al mundo en la Volvo Ocean Race, el “Everest de la Navegación”, llevándose el triunfo en la última etapa de San Petersburgo (2010). En su palmarés destacan más laureles, como sus victorias en la Copa del Rey en los años 2000 y 2011 y varios títulos mundiales y europeos en TP52, J70 y Swan.

Gonzalo Araújo cuenta además con formación de entrenador Nacional de Vela, Juez y Jurado de Regatas y árbitro de Match Race.

Desde que el Covid irrumpió en nuestras vidas, Gonzalo Araújo ha pasado más tiempo en tierra que en mar, una rutina poco habitual en él. Pero esto no le ha impedido seguir proyectando su pasión por la vela, ahora de la mano de Sailway.

Y es que este patrón vigués no tiene parada, será el director y coordinador de Academy, en la escuela de vela de Sailway.  Esta primavera, si las condiciones del Covid lo permiten, lanzarán sus nuevos cursos con navegación en la Ría de Vigo, enclave único e ideal para disfrutar de esta afición que es el mar.

¿Qué te ha motivado a embarcarte en esta nueva aventura con Sailway?

Es algo que siempre tuve en mente. A mí me gusta la parte de enseñar y que la gente venga a navegar. Viajo mucho y tengo muy claro que la Ría de Vigo es un sitio especial donde se puede asentar una base náutica y una escuela espectacular.

Todo lo anterior, unido a que este año he tenido más tiempo y a la buena relación que comparto con la directiva de Sailway… las piezas simplemente encajaron.

¿Por qué la elección del Beneateau First Class 7.5?

Es un barco de diseño moderno que cumple con dos propósitos: se puede usar para escuela y para competir en regatas locales perfectamente. Además de  rápido es simple, con spi asimétrico y capaz de dar 17-18 nudos de velocidad.

Por tanto, resulta muy cómodo para facilitar el aprendizaje de los alumnos desde las nociones más básicas hasta la vela más deportiva y rápida.

¿Qué ofrece un deporte como la Vela? ¿Qué es lo que te ha enganchado a ti?

Yo me he sentido muy atraído por el mar desde muy pequeño, no solo por la vela. Me produce una sensación agradable y relajante.

Navegar te permite ver el mundo desde otra perspectiva diferente, a lo lejos el murmuro de la ciudad… ¡y te atrapa!

Si te encaminas por el ámbito más deportivo de la vela, el formar equipo y liberar adrenalina durante la competición es muy estimulante la verdad.

Sensación de libertad, contacto con la naturaleza y el trabajo en equipo son tres constantes que te acompañan siempre.

Gonzalo Araújo

¿Cuál es la filosofía que buscas plasmar en los curso de vela de Academy?

Realmente lo que me motiva es que la gente conozca y disfrute de este tipo de navegación, que tenga como opción entre sus planes el de: “En 15 minutos salgo al mar y estoy en un medio distinto, fuera de la ciudad”

El objetivo principal es que la gente se divierta en un entorno tan bonito como son las Rías Baixas y además adquiera los conocimientos para disfrutarlo bien, con seguridad. Conocer las entradas y salidas de puerto, mareas… Todo eso es un aprendizaje que sirve para aquí y para cualquier parte del mundo.

El mar es un medio que está cerca de nosotros pero que mucha gente desconoce. Con Academy se pretende acceder a ese medio y aprender de él.

Luego habrá gente que prefiera la parte más ociosa (estilo crucero, ir a la playa y fondear con amigos,..) y otra que se decante por la parte más deportiva, por eso planteamos estos dos itinerarios en nuestra formación.

¿Qué consideras que es lo más complicado de aprender en la navegación a vela?

No hay nada difícil. Es un deporte intuitivo, cualquiera puede aprender. Una vez que se conocen los rumbos y cómo se maneja el barco, es relativamente sencillo.

Se puede hacer un símil con el coche. Si te ponen a conducir por primera vez con el volante, los pedales, el cambio de marcha… estás un poco perdido. Al cabo de un curso de cuatro sesiones tú ya entiendas cómo va. Como en todo, la práctica hace al maestro.

Existen unas normas básicas de seguridad que hay que saber y no debemos olvidarnos de estamos en merced de la naturaleza, por lo que debemos ser cautos y respetosos con ella.

¿Qué define a un buen regatista?

Es distinto un regatista que un navegante. El primero está orientado a la competición, es como cualquier otro deportista: tiene que entrenar, ser constante, saber trabajar en equipo… Algunos desde pequeño pueden tener ya ciertas habilidades para ello que los diferencia dentro del “campo de juego”.

Para ser un buen navegante hay que echarse al agua habitualmente e ir aprendiendo con cada salida. No hacen falta unas dotes especiales, básicamente ser prudente.

¿Qué competición es la que más disfrutas?

Para mí fue la vuelta al mundo de la Volvo. Es una regata donde además de llevar el barco igual que en una regata corta (es decir, al cien por cien), tienes un componente más de navegar por diferentes océanos, cambiar de latitudes, pasar el ecuador, sobrellevar una meteorología cambiante…

A nivel del equipo, al compartir tantos días juntos en cada etapa, la experiencia humana puede ser muy buena. Yo tuve la suerte de contar con buena gente.

Durante la vuelta al mundo, ¿qué se te pasa por la cabeza cuando estás en el medio de mar y a tantas millas de la costa?

Cuando estás compitiendo hay un sistema de guardias cada cuatro horas y estás muy metido en esa dinámica de trabajo. Te despiertas, analizas la información de los rivales, el tiempo, si hay que cambiar de rumbo… Sales a cubierta, tratas de llevar el barco a máxima velocidad con tus compañeros de guardia… Y el tiempo volando. Puedes estar una semana muy a tope y en cuanto acabas la guardia, todo es comer y dormir. El poco tiempo que te sobra, lo aprovechas para descansar.

Luego también tienes ratitos para pensar. En cubierta con tus compañeros disfrutando de una tranquila y silenciosa noche estrellada.

Has navegado por muchos mares ¿Qué nos ofrece las rías gallegas que no hayas visto en otro lugar del mundo?

Cada lugar tiene su encanto lógicamente, pero Galicia es única. Para la vela de recreo es un paraíso. El mar está tranquilo dentro de la ría, lo que ofrece seguridad. Y la belleza es una pasada, existen un montón de playas, islas… Desde las Rías Baixas a las Rías Altas.

Además de esta área marítima espectacular, Galicia cuenta con un soporte cultural y gastronómico de gran riqueza. Toda esta conjugación no hace sino aumentar su atracción.

 

¿Qué te ha parecido la entrevista de Gonzalo Araújo? Sin duda es para nosotros un placer poder contar con él en la aventura Sailway Academy.

Si quieres estar al tanto de todas las novedades Sailway, ¡síguenos en redes sociales! FacebookInstagram