Compartir
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+0Pin on Pinterest0

El mantenimiento y cuidado, es la clave para poder disfrutar de las mismas prestaciones de calidad y servicio que ofrece un barco nuevo. Y es que, lo antiguo en estos casos no es sinónimo de problema, más bien garantía de inversión en prevención, revisión y  mano de obra.

Es sabido que la sensación de comprar algo nuevo es única, el diseño siempre es mas moderno, los materiales mas de diseño y la distribución de los espacios mas ingeniosa…  El asombro en “lo nuevo” siempre está garantizado aunque el valor conceptual se pierda pasado un año. En el caso de los barcos de alquiler, lo nuevo no siempre es mejor que lo antiguo ya que una flota  bien mantenida puede garantizar rodamiento y funcionamiento óptimo de los equipos.

El mantenimiento de un barco es un 10% de la inversión del mismo. Una situación que agrava con los años si no se  lleva a cabo una buen plan de prevención. Por eso, en Sailway hemos establecido los 40 pasos de control que nos garantizan una puesta a punto inmejorable. Beneficio que luego disfrutan nuestros clientes cuando alquilan nuestros barcos.

Un sistema de mantenimiento transparente que  cada año mejora con la implantación de nuevas tecnologías en seguimiento de averías. Por eso mismo,  hoy en día la calidad o edad de un barco es relativa a la inversión hagas en el mantenimiento del mismo. En estos casos, el año de construcción del barco, es indicativo pero no una garantía .